Arja Saijonmaa: la voz nórdica en Chile, Argentina y Uruguay

Arja Saijonmaa: la voz nórdica en Chile, Argentina y Uruguay

Arja Saijonmaa: la voz nórdica en Chile, Argentina y Uruguay
La cantante sueco-finlandesa Arja Saijonmaa realizó en marzo 2012 una gira por Buenos Aires, Montevideo y Santiago con dos músicos finlandeses; el pianista Petri Somer y el bandoneista Mikko Helenius. La Corporación Harald Edelstam organizó y acompañó esta gira, como parte de su propósito de promover el intercambio y los lazos existentes entre Suecia y Chile- extendidos esta vez a Argentina y Uruguay.
La gira fue un encuentro y un reencuentro entre norte y sur, unidos en una sola voz y en acordes reconocibles y queridos por el público, que quedó maravillado con sus interpretaciones en español de Astor Piazzola,Carlos Gardel, Violeta Parra.
Para Arja Saijonmaa fue un sueño hecho realidad, ya que por primera vez en 40 años regresó a América Latina con sus propios músicos. Porque hace exactamente 40 años que cantó en Luna Park ante 35 000 personas. Allí nació su amor por la música y la cultura latinoamericana y durante los duros años del exilio latinoamericano hacia países como Suecia, acercó esta música a los escenarios nórdicos, interpretando sus canciones, haciéndolas querer. Tanto es así que hoy algunos suecos, finlandeses, daneses y noruegos creen que su himno nacional es “Gracias a la Vida”, la canción que Arja cantó en el funeral del primer ministro sueco Olof Palme, asesinado en 1986.
Arja Saijonmaa no sabía en su primera gira hace 40 años que años más tarde iba a cantar en sueco a la libertad del pueblo chileno de la dictadura militar de Pinochet. En este regreso a América Latina quiso honrar al público latinoamericano, aprendiendo su repertorio en español.
Desde los años 70, Arja Saijonmaa ha sido y sigue siendo un puente de intercambio y acercamiento entre la cultura nórdica y latinoamericana. De acuerdo a ella misma “sigue caminando por la misma ruta de los derechos humanos”.
Hace también exactamente 40 años que Harald Edelstam llegó desde Guatemala para asumir el cargo de Embajador en Chile, sin saber que también en este país iba a hacer demostración de su probado coraje cívico, defendiendo la vida y la integridad física de chilenos, argentinos, uruguayos, brasilieños. Edelstam es conocido por muchos uruguayos, sobre todo por aquellos pocos que salvaron su vida gracias a su intervención en Chile. “Cómo no lo vamos a recordar, a homenajear, a querer, si este hombre arriesgó su propia integridad física para salvar a muchos compatriotas”, decía una mujer en el público después del concierto de Montevideo el 22 de marzo.
La periodista Amalía Valdés, exiliada en Suecia en los años 70 describe con las siguientes palabras el concierto en Montevideo:
La sala Zitarrosa estaba repleta. Uruguayos, chilenos, finlandeses, suecos, argentinos. Cuando apareció Arja, y comenzó a entonar sus canciones con una profunda y melodiosa voz, ataviada con un espléndido vestido rojo, la sala se trasformó en una sola ciudad; allí estaba la cordillera, la monumental catedral luterana de Helsinki, el encanto de Gamla Stan, la ciudad vieja de Estocolmo, con sus canales, la maravillosa campiña griega a la que hace tanta mención Theodorakis, y la Boca, fuente de inspiración de Piazzola.
Y fue una noche de encuentros y reencuentros, porque más que una artista llegada de Finlandia, el público la recibió como se recibe a una vieja y querida amiga. Y cantaron-mos con ella, que nos hizo salir de nuestra habitual actitud uruguaya, y sonaban las palmas al son de los acordes de Theodorakis, interpretados magistralmente por dos músicos finlandeses – un fantástico pianista y un bandoneonista -.

En Buenos Aires y Santiago, el público también se maravilló con las canciones de Arja y sus músicos, y muchos comentaron emocionados que su canto les llegó al corazón.

En Santiago, su concierto en Villa Grimaldi coincidió con el 15 aniversario de este Parque por la Paz. Su presidenta, Margarita Romero, escribió después del concierto el 24 de marzo:

Para Villa Grimaldi es un honor recibir a Arja en el Teatro por la
Vida, todo lo que ella entrega a su público y los chilenos es de un
valor incalculable, mucho cariño y solidaridad llega a los corazones
que la escuchan y eso hace que queramos siempre tenerla con nosotros

Amalia Valdés termina su artículo en el Expreso del Norte, diciendo que “fue una noche mágica, plena de alegría, de emoción, de arte. Esperamos que se repita, a todos/as nos hace falta su música, su complicidad, su energía.

Arja así lo prometió, así que la esperamos”.

Santiago, 4 de abril
Anna-Karin Gauding

Esta entrada fue publicada en Actividades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>