Juez perseguidor de Pinochet recibe premio Edelstam en Suecia

Juez perseguidor de Pinochet recibe premio Edelstam en Suecia

El Premio Edelstam 2016 es otorgado a Juez Juan Guzmán Tapia, por “su relevante contribución y valor excepcional manteniendo sus propias convicciones en la defensa de los Derechos Humanos”. El premio será entregado en una ceremonia en la Casa de la Nobleza en Estocolmo, Suecia, el 15 de Noviembre de 2016.

El Premio Edelstam es otorgado por contribuciones importantes y coraje excepcional en la defensa de las propias convicciones a favor de la defensa de los Derechos Humanos. El Juez Juan Guzmán Tapia, magistrado conservador en el Chile de los 70’, en 1973, después del golpe de estado, incluso simpatizante de Pinochet que pensaba que el país necesitaba “algún orden”, y apoyó implícitamente al gobierno militar. Sin embargo, en 1998, las convicciones de Guzmán cambiaron en la dirección opuesta; él era uno de los jueces de la Corte de Apelaciones de Santiago, e inesperadamente fue designado para investigar al ex dictador Augusto Pinochet por los delitos cometidos durante la dictadura. En su papel de juez, Guzmán se entrevistó con los sobre vivientes y se dió cuenta de la magnitud de la brutalidad sistemática que los militares habían cometido durante la dictadura, quien luego confesó que “las víctimas abrieron los ojos de mi alma”.

Asimismo Guzmán concentró su investigación en los crímenes cometidos en la “Caravana de la Muerte”, y procesó después al Pinochet por cargos de secuestro y asesinato. Realizó investigaciones por todo el país con el fin de encontrar los restos de cerca de 1.200 presos políticos que seguían desaparecidos. Además, estableció que el secuestro de personas que posteriormente desaparecieron era un delito permanente que debía ser perseguido a pesar de las amnistías o la prescripción mientras se desconociera el destino de los desaparecidos. Guzmán acusó entonces a un gran número de miembros de las Fuerzas Armadas. A través de su trabajo logró abrir un nuevo camino de justicia e inspirar a otros jueces a asumir su responsabilidad en casos similares en Chile y en otros países.

“Es importante encontrar maneras de hacer cumplir el derecho nacional e internacional y promover la responsabilidad por los graves abusos cometidos contra los derechos humanos y la responsabilidad de los Estados donde se han producido violaciones y la responsabilidad de la comunidad internacional para establecer la justicia, asegurar la protección de las víctimas y evitar la impunidad. El procesamiento de Pinochet simultáneamente en España, Francia, Bélgica, Suiza e Italia es hasta hoy el mejor ejemplo de la cooperación internacional por la justicia, un precedente extraordinario de países cumpliendo con su obligación, ejerciendo para las víctimas su responsabilidad de proteger. El derecho internacional debe disuadir a los regímenes de cometer crímenes atroces contra sus propios pueblos para que la historia no se repita ” según dijo Caroline Edelstam, Presidenta del Jurado del Premio Edelstam y co-fundadora de la Fundación Edelstam.

Fuente: El Mostrador 14 nov 2016

 

Esta entrada fue publicada en Actividades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>